google-site-verification=tO_iqvKGwwbhFiq_YtYzYmrV-eugu63mfwhKHHVNwHg
 
DSC_0385_edited.jpg

Ex-Alumnos

Ex-Alumnos Humboldt

"Tuve profesores excelentes que dejaron huella en mí; conocí

a los que son mis mejores amigos hace 22 años,

y además impulsaron siempre el arte.

Tengo una maestría en piano clásico,

y mucho fue por el impulso de mis profes."

Ex-alumna Humboldt

Los antiguos alumnos del Colegio Humboldt se convierten en miembros de la comunidad para toda la vida. Realmente siguen siendo compañeros de clase, aunque pasen años de sin verse, y prevalece la camaradería, sin importar el año de graduación.

 

Cada año, se reúnen en el Festival Humboldt, la Fiesta Acuática, el Día del Ex-alumno, y por supuesto en el Oktoberfest, para ponerse al día al estilo alemán: en un ambiente relajado, ojalá comiendo una salchicha con ensalada de papa y tomando una buena bebida.

 

El Día del Ex-alumno es siempre un momento muy especial: es una oportunidad para volver a pisar la cancha de futbol con los amigos, en el tradicional partido contra los alumnos actuales. Es un momento muy bonito, y no es raro que se enfrenten padres contra hijos, y que después todo termine con una sonrisa y un abrazo. Por cierto, no siempre los alumnos tienen suerte: los padres y abuelos siguen mostrando que aprendieron a jugar bien en sus años de estudiantes.

Para los ex-alumnos que ahora son padres, ni siquiera está en duda a cuál institución enviarán a sus hijos cuando llegue el momento. No es extraño que quienes fueron compañeros de clase, se conviertan en padres y madres de niños en la misma clase.

"Tuve acceso a una educación de lujo y a aprender 2 idiomas extranjeros de forma fluida, y con eso a opciones laborales que me permitieron costear mi carrera. Actualmente soy médico a meses de graduarme como especialista y sé que el Colegio Humboldt y el Grupo R fueron parte esencial para lograrlo."

Ex-alumna Humboldt

Ser ex-alumno Humboldt es un factor que marca la diferencia en todo lo que hacen. Más que haber adquirido un título, han formado una filosofía de vida que orientará su actuar en cualquier campo que se desempeñen. A todos y todas por igual, les distingue el deseo de saber la verdad.

 

De alguna manera comprenden que serán estudiantes para toda la vida, nunca sienten que el trabajo está realmente terminado. Siempre puede ser mejor, y eso es algo que traen grabado desde el colegio. Siempre se puede mejorar. Destacan en cualquier campo, gracias a una educación que siempre impulsa a preguntar e ir más allá. Eso es definitivamente una diferencias que marcan.

Los tres idiomas que aprendieron como estudiantes abren ampliamente la puerta educativa superior y la laboral. Desde que son estudiantes, muchos de los ex-alumnos empezaron a ampliar sus horizontes, a ver las dimensiones reales del Mundo, y a soñar con conocer nuevas culturas en instituciones educativas más allá de nuestras fronteras.

 

Los ex-alumnos Humboldt son personas cosmopolitas, muchos de ellos terminan haciendo su vida en otros países, y sin importar donde estén, asumen papeles de liderazgo, basado en el razonamiento analítico para encontrar las mejores soluciones.